Celebra un Contrato de No Competencia y protege tu negocio

Un negocio sobre todo una start-up es como un bebé en una incubadora. Pequeño, delicado e independiente, cualquier complicación podría resultar fatal, empezando por la gran inversión que se realiza. Todo negocio comienza con una idea original, y no queremos que nadie te la robe. Hay formas de evitar o sancionar actividades que invadan nuestro mercado, para eso sirve el contrato de no competencia.

Contrato de no competencia

Las partes se obligan a no competir entre ellas mismas, delimitando en territorio y tiempo sus negocios.

Ponerte de acuerdo con otro empresario o proveedor de servicios, no significa hacer prácticas monopólicas ni de concentración de negocios. Es simplemente buscar la forma de que dos personas respeten mutuamente sus mercados y sus clientes.

 

ctan-contrato-no-competencia-legalario

 

Hay opiniones encontradas respecto a los principios que deben prevalecer en un contrato de no competencia. Evidentemente los consumidores pueden verse sesgados para comprar los productos que necesitan, si no cuentan con toda la gama de productos a su alcance o en el territorio donde se ubican.

La legislación no es clara en cuanto a la aceptación de las cláusulas de no competencia por los intereses que le significan a las partes y el sometimiento de los consumidores. Sin embrago, ha aceptado que prevalezca la voluntad de las partes que firman el contrato como principio general que regulará las actividades de cada uno de los firmantes. Pudiendo además incluir penalizaciones en caso de incumplimientos.

Cláusulas de exclusividad

No debemos confundir los contratos de no competencia con las cláusulas de exclusividad. Éstas últimas solo obligan a que alguien compre o venda solamente a cierta persona.

Una cláusula o contrato de no competencia es mucho más que una simple prohibición. Significa también reconocer que hay otros negocios que juegan un papel prácticamente igual. Significa que dividimos dicho mercado para aprovecharlo cada uno de la mejor manera posible sin afectarnos.

 

ctan-contrato-no-competencia-legalario