Compra a la antigua, firma un contrato de permuta.

Previo a la existencia del dinero, las transacciones comerciales se realizaban mediante trueques. Esto implicaba el intercambio entre personas de productos que a simple apreciación tenían el mismo valor. La ley conoce el trueque como contrato de permuta.

Los contratos de compraventa no sustituyeron a las permutas. Por lo que hoy en día es posible y legalmente válido hacer un contrato de permuta. En él se intercambian productos sin tener que hacer una transmisión de dinero.

¿Falta de liquidez?

Este tipo de documentos es muy conveniente si se tiene un problema de liquidez. Pero si cuentas con objetos que pueden ser de utilidad para alguien, puedes realizar el intercambio con dicha persona y firmar el contrato de permuta para tu protección.

 

ctap-contrato-permuta-legalario

¿Contrato de compraventa o permuta?

Es común que los objetos de intercambio en una permuta no tengan el mismo valor comercial. Por lo tanto, el contrato debe incluir cláusulas en las que las partes se obligan a compensar el valor de los bienes. Esto con algunas limitantes legales que determinarán si la operación se trata entonces de una compraventa o de una permuta.

  • Las partes que celebran este contrato, se llaman permutantes y firman el contrato en iguales circunstancias.
  • Idealmente las cosas deberán ser de igual valor o especie para evitar pagos adicionales.
  • Si es necesario se puede pactar que una de ellas pague en dinero la diferencia del valor de los productos.
  • Por lo general para mejor conveniencia de las partes, las cosas se entregan al momento de la firma.
  • Hay que distinguir el pago adicional de una operación de dación en pago en la cual cuando se adeuda algo en dinero, se acepta que se pague en otra forma, como en especie.

Crea tu contrato de permuta que requieras y si requieres de mayor asesoría, ingresa aquí. Un abogado certificado te ayudará.

 

ctap-contrato-permuta-legalario