Negocios de ventas. Conoce los diferentes contratos a firmar.

Uno de los negocios más cotizados son los negocios de ventas. ¿Eres comerciante y te interesa formalizar tus operaciones a la vez de estar protegido en todo momento?. Debes tener claro qué tipo de negocio estás realizando para que celebres con ellos los contratos adecuados.

Diferentes contratos para negocios de ventas

El comercio tiene tantas variables que puede resultar complicado identificar en qué ramo nos ubicamos. Además de que negociamos y adoptamos acuerdos distintos con nuestros clientes y proveedores. Por lo anterior, es que queremos que distingas entre un contrato de suministro, una distribución y una consignación. Tres populares formas de llevar a cabo operaciones de compraventas.

ctan-contrato-suministro-legalario

Contrato de suministro

Cuando celebras un contrato de suministro significa que estarás periódicamente vendiendo productos a tus clientes como consumidores finales. Quienes los utilizarán sin poder transformarlos en su caso y por ello el contrato se enfoca en la necesidad del comprador de contar en todo momento con el producto de que se trate.

Contrato de distribución

Si lo que buscas es distribuir tus productos es importante que además de proteger tus marcas, tengas presente que como fabricante o vendedor tu puedes determinar:

  • El precio
  • La forma de promocionar la marca
  • Todo lo que envuelva las condiciones de la venta
  • El distribuidor no puede transformar los productos aunque sea un vendedor independiente y nuevo propietario. Esto es justamente lo que distingue a este contrato de un suministro que está propiamente destinado a la industria.

Contrato de compraventa de bienes muebles a consignación

Otro modelo de negocio para ventas es la de consignación.  El vendedor o fabricante entrega a otra persona llamada consignatario los productos. Así el vendedor se ahorra los gastos de almacenamiento. No recibe pago alguno hasta en tanto no los adquiera el consumidor final. El vendedor por su lado: asume el riesgo de la pérdida, tiene gastos de almacenamiento y como hemos comentado pagará los productos hasta que un tercero los compre.

Seas comprador o vendedor debes saber que los productos son de los mayores activos e intereses de los negocios de ventas. Así que cuida mucho la mercancía negociando lo mejor para su conservación cuando firmes cualquier contrato de compraventa.

ctan-contrato-suministro-legalario