Contrato de mutuo o préstamo: Tu protección fiscal

¿Te han prestado o has prestado dinero últimamente? Quizás por el momento no tienes liquidez y una solución efectiva es el préstamo. Sin embargo, un simple préstamo puede traerte pesadillas fiscales. Esto se debe a que en la práctica el SAT puede ver ese dinero como un ingreso y cobrarte ISR sobre el mismo. Pero, ¡tranquilo! Creando un contrato de mutuo o préstamo olvídate de pagar impuestos que no debes.

En el mundo de los negocios es común que ciertos meses tu empresa no tenga liquidez; de ahí que la solución sea que te presten dinero. Como sabrás, un préstamo consiste en que una persona entrega a otra algo que deberá ser regresado igual en especie y calidad; inclusive, en algunos casos se debe pagar un interés por el préstamo. Por eso, el depósito recibido a tu cuenta lo registras contablemente como gasto.

 

ctap-contrato-mutuo-prestamo-legalario

¿Qué sucede fiscalmente?

A pesar de lo anterior, ese dinero puede aparentar como un ingreso. Quizás a ti te queda claro que ese dinero es un préstamo; sin embargo, para el SAT no le puede quedar claro al revisar tus papeles (contabilidad y estados de cuenta). Eso se debe a que un préstamo aparentemente incrementa tu patrimonio; y, sin la documentación que compruebe que efectivamente es un préstamo, desde la perspectiva de un tercero puede parecerlo.

Como resultado, el SAT podría determinar de forma presuntiva que ese dinero es ingreso; lo que significa sobre ese dinero que debiste haber pagado impuesto. En ese caso, por incumplimiento te pueden determinar multas y recargos lo cual te puede salir muy costoso.

¿Cómo evito que el SAT me determine ingresos presuntivos? Con un contrato de mutuo o préstamo.

De acuerdo al TFJA* y la Corte, incluso en juicio este contrato tiene validez legal; el único requisito es que la cantidad contenida en el contrato coincida con los depósitos bancarios y registros contables.

Por lo tanto, ya puedes solicitar los préstamos que necesites sin preocupaciones fiscales. Sólo asegúrate de cumplir con lo siguiente:

  1. Tener un contrato de mutuo o préstamo firmado por las partes.
  2. Registrar el préstamo en tu contabilidad.
  3. Verificar que la cantidad prestada coincida en el contrato, registros contables y estado de cuenta.

ctap-contrato-mutuo-prestamo-legalarioReferencias:

Tribunal Federal de Justicia Administrativa. Fecha de consulta 12 de febrero de 2018.