Datos personales: tema delicado, si no pregúntale a Facebook

Quizás has visto el hashtag #deletefacebook, que surgió por el disgusto de sus usuarios. Facebook transfirió datos personales de millones de usuarios a un tercero; y ese tercero utilizó los datos con un fin al que no estaba autorizado. Ya que la información es muy valiosa, las consecuencias de un mal uso de datos pueden llevarte hasta la quiebra. Ahora, las acciones de Facebook bajaron, está en juicio y muchos usuarios borraron su cuenta.

A Facebook le sucedió eso porque hizo un mal uso de datos personales. Cuando solicitas esos datos, solamente puedes utilizarlos para lo que te autorizaron; también, si envías los datos a un tercero, esa persona sólo puede utilizar la información con esos fines.

Consecuencias de un mal uso de datos

En México, existe una ley que regula todo este tema; y si haces un mal uso de datos personales puedes tener consecuencias legales y llevarte a empezar un procedimiento.

ctan-aviso-privacidad-legalario

Si al terminar el procedimiento, la autoridad decide que hiciste un mal uso de los datos que recabaste al transferirlos a terceros, te puede multar. De acuerdo a la gravedad de la situación, la multa será desde los 17 mil pesos hasta más de 60 millones pesos.

Sabemos que crear un negocio no es fácil, por lo que con esas multas podrías hasta quebrar. Pero, si recabas datos personales, es tu obligación saber con qué requisitos tienes que cumplir y cumplirlos. Para evitarte dolores de cabeza, te explicamos lo que tienes que hacer en caso de transferir datos personales a terceros:

Buenas prácticas para transferir datos personales a terceros

  • Primero, necesitas informar a la persona a la que le pedirás datos, que los transferirás a terceros. Esto debes hacerlo creando un aviso de privacidad. Ahí, debes indicar para qué utilizarás esos datos personales.
  • Deberás asegurarte que la persona a la que le pides los datos esté de acuerdo. En la mayoría de los casos, es suficiente con que esa persona no se oponga. Pero, hay excepciones, por ejemplo, cuando la información que solicitas es sobre política o preferencia sexual. En esos casos, tiene que aceptar por escrito.
  • Para transferir la información a un tercero, tendrás que hacerlo por escrito. En ese documento, tienes que informar al tercero el uso que le puede dar a los datos; y, para asegurarte que el tercero utilice esa información como pactaron, puedes incluir el pago de una pena convencional en caso de incumplimiento.

Con lo anterior, ya sabes cuáles son las buenas prácticas para transferir datos a terceros y sus consecuencias. Cumple con las reglas y evita multas que puedan llevar  tu negocio a la quiebra; te aseguramos, es más barato.

Si requieres de información adicional sobre el tratamiento de datos personales, puedes programar una cita con un abogado certificado para que te asesore al respecto. También, te recomendamos ampliamente crear tu aviso de privacidad personalizado aquí.

ctan-aviso-privacidad-legalario