Evita el fraude en comercio electrónico. Cuál es la situación en México y a quién acudir.

Desde que despegaron las transacciones por internet, también lo hizo el fraude en comercio electrónico. Esta clase de engaños se ha incrementado a tal grado que, según recoge la Condusef, al primer semestre del 2019, 6 de cada 10 quejas por fraude provienen de transacciones en línea y la tendencia parece seguir al alza.

Considerando la forma en que hemos integrado los dispositivos en nuestras vidas y el sinfín de operaciones por internet que realizamos diariamente, es importante aprender a detectar y evitar caer en estos engaños para proteger nuestros datos y nuestra economía.

¿Qué son los fraudes financieros?

Son las acciones que realizan algunas personas con la finalidad de obtener un beneficio a costa del daño generado en la economía de alguien más. Regularmente esta clase de engaños buscan adquirir información financiera a través de acciones ilícitas. Al llevarse a cabo por internet se consideran fraudes en comercio electrónico.

¿Cuál es la situación de los fraudes por internet en México?

Como mencionamos anteriormente, los fraudes financieros en comercio electrónico representan el 65% de las quejas que recibe la Condusef en esta materia. El monto reclamado por estos casos asciende a 11.6 mil millones de pesos, de los cuales solo se ha abonado el 42%.

Estas prácticas se han incrementado en los últimos años. Desde el 2017 hemos visto más engaños por medios digitales que tradicionales y tan solo del último año al actual, hubo un incremento de 35%. Con todo esto, es indispensable mejorar la seguridad de nuestra información para evitar ser víctimas de un robo en línea.

Aviso de privacidad

¿Cuáles son los tipos de fraude en comercio electrónico que existen?

Algunas de las estrategias para estafar a las personas por internet son:

Spam o correo basura

Son mensajes masivos enviados a personas que no los solicitaron. En ellos, se les ofrece la promoción de algún producto o servicio y se les invita a visitar un enlace o descargar un archivo que, por lo general, es un virus que roba la información de tu dispositivo.

Para evitar caer en estas situaciones, siempre revisa el remitente del correo, evita abrir cualquier link que parezca sospechoso. También puedes buscar el email por internet y averiguar si hay personas a quienes les llegó el mismo mensaje.

Smishing

Con un operación similar al spam, te llegan mensajes vía sms en los cuales te invitan ingresar a una página web donde te piden tus datos bancarios. Generalmente si procedes con precaución podrás detectar fácilmente que son fraudulentos.

Phishing

Así se le conoce a la suplantación de identidad de tu institución financiera. Ocurre a través de mensaje o correo electrónico en el que la dirección, el logo, los colores, el remitente y el estilo del mensaje se asemeja mucho a la comunicación oficial del banco. Normalmente te advierten que hubo un problema con tu cuenta y solicitan tus datos para corroborar tu identidad.

A través de estos mensajes alarmistas logran enganchar a muchas personas. Por ello, en lugar de actuar de forma impulsiva, lo recomendable es comunicarte directamente a tu institución para preguntar sobre la autenticidad del requerimiento y, en caso de que hayas aportado tus datos, averiguar cómo proceder para que no te roben tu dinero.

Pharming

A través de publicidad intrusiva, te invitan a que visites páginas web sospechosas y, a cambio de una recompensa, solicitan tus números de cuenta para corroborar que eres mayor de edad. Generalmente estos lugares te incentivan con grandes premios o mencionan que la oferta tiene un periodo muy corto de vigencia.

Nuevamente, la prudencia es tu mejor arma. Puedes indagar más sobre la página web o el mensaje directamente en internet y leer si la oferta es legítima. Si estás en un sitio de compras online, también funciona revisar las opiniones del público.

Fraude en comercio electrónico

Precaución, tu mejor arma contra los fraudes

Aunque cada día tenemos más advertencias sobre el robo de datos bancarios a través de internet, los delincuentes siguen perfeccionando sus técnicas. Por eso, para evitar caer en una de estas trampas y adquirir deudas imposibles de pagar, lo mejor que podemos hacer es usar nuestras tarjetas con precaución, mantenernos informados y corroborar la legitimidad de los sitios que visitamos antes de realizar cualquier transacción.

Con la finalidad de dar a conocer los datos y mecanismos utilizados para cometer fraudes electrónicos,  la CONDUSEF cuenta con el Portal de Fraudes Financieros.

Se trata de un espacio para reportar los casos en que se han visto afectados los usuarios, si fueron víctimas de un fraude o bien, si identificaron un posible fraude al recibir un correo electrónico, una llamada o un mensaje de texto.

En este portal podrás conocer los teléfonos, sitios web, correos electrónicos e instituciones falsas que son utilizadas comúnmente para cometer fraudes.

Si has sido víctima de alguno de estos tipos de Fraudes, no dudes en Reportarlo en el Portal para ayudar a prevenir y evitar que otros usuarios pasen por la misma situación.

Aviso de privacidad

Una colaboración con el equipo editorial de Resuelve tu Deuda