Fraude Inmobiliario, conoce los diferentes tipos de fraudes.

En México el mercado inmobiliario es uno de los sectores más vulnerables para cometer fraude a las personas interesadas en comprar o rentar una vivienda. El fraude inmobiliario constituye uno de los 10 principales motivos de queja ante la Procuraduría de Defensa al Consumidor (PROFECO). 

Existen varios métodos para llevar a cabo fraudes inmobiliarios, entre los más comunes se encuentran: 

Doble Venta 

Este tipo de fraude inmobiliario consiste en el engaño sobre la disponibilidad de la propiedad en venta.  

El vendedor al momento de la venta ya no es propietario, ya que con anterioridad transmitió el dominio del bien inmueble a otro comprador. Firmando por cada venta un Contrato de compraventa de Bien Inmueble. Al vender dos veces la misma propiedad, el vendedor obtiene un enriquecimiento injusto a costa del segundo comprador al no estar en posibilidades legales de escriturar la propiedad ni otorgarle la posesión. 

Si la situación de doble venta es llevada a juicio, se resolverá que la propiedad pertenecerá al comprador que aparezca primero inscrito en el Registro Público de la Propiedad de la localidad del inmueble.  

Cuando ninguno de los compradores tenga inscripción en el registro, la propiedad pertenecerá a quien de buena fe haya tenido primero la posesión. 

Si no se otorgó posesión a ninguno de los compradores, obtendrá la propiedad quien presente ante el Juez el contrato de fecha más antigua. Siempre y cuando se compruebe que se adquirió de buena fe. 

No entregar la propiedad en las condiciones pactadasVicios ocultos  

Si el vendedor o la desarrolladora inmobiliaria entregan el inmueble en condiciones diferentes a las que se estableció en el contrato, la parte compradora debe notificar la rescisión del contrato por incumplimiento. Es fraude inmobiliario cuando existen desperfectos en las propiedades “vicios ocultos” que no se hicieron del conocimiento del comprador. Pueden ser fallas estructurales del inmueble, rotura o fisura de tuberías, fallas en los materiales de construcción, instalación eléctrica o de drenaje, pudiendo poner en riesgo a los habitantes de la vivienda. 

Rentar una propiedad con problemas legales 

Cuando el arrendador no avisa al arrendatario que la propiedad a rentar es objeto de juicio, se considera fraude inmobiliario. Al rentar una propiedad que está en litigio o no está libre de gravamen, es decir, que está hipotecada a favor de otra persona, es cuestión de tiempo para que el arrendatario sea desalojado por un Juez ocasionándole la perdida de la vivienda rentada. 

Usualmente una propiedad a la venta que se encuentra en un precio mucho menor a las otras de su mismo tamaño y en la misma zona es porqué tiene algún problema ya se físico o legal.  

Solicitar anticipos para el arrendamiento de un inmueble y nunca dar posesión al inquilino

Es muy común ver en internet anuncios rentando casas o departamentos en zonas de alta plusvalía con precios irreales o demasiado baratos. 

Los que publican estos anuncios falsos, conocen la necesidad que existe de rentar una vivienda a buen precio y en zonas céntricas. Por lo que se hacen pasar por dueños, piden pagos anticipados para “apartar” el inmueble sin dar nunca la posesión, ni regresar el dinero, cometiendo así fraude inmobiliario. 

Protege tu compra con una carta de intención de compra.

Cláusulas abusivas en el contrato de arrendamiento  

Creadas solo para el beneficio y protección de los intereses del propietario afectando únicamente al inquilino. Si el arrendador pide depósitos por adelantado antes de haber mostrado el inmueble al arrendatario, es muy probable que se trate de un fraude inmobiliario. 

Contrato de Arrendamiento de Departamento

Tips para evitar ser víctima de fraude inmobiliario al comprar:

Asesórate con un Abogado. Antes de firmar cualquier contrato de compraventa o comprometerte a comprar una casa o departamento solicita la documentación del inmueble y pide a tu abogado que la revise.  

Acércate a un Notario Público. Si ya firmaste un contrato y deseas escriturar, acude antes con un Notario Público para que revise el estado de la propiedad y descarte problemas legales. Él puede cerciorarse de varios aspectos, por ejemplo: que el vendedor sea realmente el dueño, que la propiedad esté libre de adeudos, que no forme parte de alguna herencia o esté hipotecada. 

Asegúrate de que la Constructora, Desarrolladora o agentes inmobiliario que te ofrece la propiedad sea confiable. Investiga en Profeco si existen quejas por retraso en la entrega y en el cumplimiento de contratos.  

Puedes consultarel Buró Comercial de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en el que se encuentra información de proveedores de bienes y servicios inmobiliarios. En esta base de datos encontrarás las quejas de los consumidores. 

Comprueba el estado real del inmueble. Lleva un especialista para que inspeccione el estado de las tuberías, cableado eléctrico y las instalaciones de gas para evitar así vicios ocultos. 

Tips para evitar un fraude al arrendar:

Firma un Contrato de Arrendamiento. Si vas a rentar un inmueble es esencial que firmes un Machote contrato de Arrendamiento en el que por escrito se deje constancia al menos de lo siguiente: 

  • Nombre completo del propietario o representante legal  
  • Ubicación del inmueble 
  • Costo mensual de la renta y forma de pago 
  • Condiciones del inmueble. Especificar quién cubrirá los gastos de reparación  
  • Duración del arrendamiento, entre otros. 
  • Si el vendedor no confía en tu palabra de comprar el inmueble, puedes usar un ejemplo carta de intención de compra.

Cuidado con los Anuncios en Internet. Aunque parezca tentador y tengamos urgencia de encontrar algo céntrico para habitar, es importante no confiar en anuncios de renta con precios irreales, aun cuando tengan fotografías del inmueble.  

Te recomendamos hacer una breve investigación en línea para detectar quejas contra el arrendador o la empresa inmobiliaria, si encuentras anuncios duplicados con variaciones en la información, probablemente se trate de un fraude inmobiliario.