Deslíndate de responsabilidades con tus contratos.

Cuando celebramos un contrato lo último que queremos es que nos incumplan en las obligaciones. Sobre todo cuando se trata de pagos, entrega de productos o deterioro de bienes. No solo estamos al pendiente de cualquier falta de nuestros vendedores, clientes, trabajadores o proveedores. Además nos preocupa que ante cualquier inconveniente, contingencia o descuido se nos puedan imputar responsabilidades que no nos corresponden y sin estar preparados para asumirlas. Sabemos lo difícil que es deslindarse de responsabilidades y por ello ponemos especial atención en las cláusulas de liberación. Éstas te protegen de forma general y particular en los casos que así lo requieran.

ctan-contrato-suministro-legalario

Ejemplos de responsabilidades en los contratos

Existen casos específicos en los que pueden ser muy evidentes los riesgos que impliquen cargas en tu contra. Aunque posiblemente sean escasos y bajo ciertas circunstancias. Siempre será necesario contar con un documento escrito que compruebe que la persona que te involucra o te imputa responsabilidades acepta que no las tendrás. Como por ejemplo, en un contrato de suministro en los que la persona que recibe los productos (la suministrada) debe aceptar que el riesgo por el deterioro o caducidad de los productos lo asume él mismo. Sin poder reclamar algo al vendedor (la suministradora). Casos similares ocurren en todas las compraventas, en las que el riesgo de pérdida del objeto en venta lo asume el comprador.

Otro tipo de responsabilidades surgen por la incompetencia o negligencia de una persona. Como en el caso de un conductor que compró un coche usado y que por impericia o falta de atención tuvo un accidente que resultó en la pérdida del vehículo. En dicho caso, el vendedor no puede ser responsable. Ni por los daños que el accidente haya provocado ni por algún desperfecto. Esto porque aceptó adquirirlo con las fallas que se hayan determinado en el contrato.

Asesórate de abogados y apoyate de tus documentos legales. Esto para evitarte conflictos legales o poder resolverlos a tu favor. Olvídate de responsabilidades innecesarias con las cláusulas de tus contratos.

ctan-contrato-suministro-legalario