¿Qué pasa con mi Afore si muero?

¿Alguna vez te has preguntado qué pasará con el dinero de tu Afore si falleces? Aunque pensar en tu ausencia puede ser un tema delicado, es importante averiguar cuál es el destino que tendrá el dinero que has acumulado durante tu vida laboral, si es que no llegas a estar presente para disfrutar de él.

Por este motivo, hoy hablaremos sobre si la suma acumulada en tu Administradora de Fondos para el Retiro (Afore) se hereda y bajo qué condiciones.

¿Se puede heredar el dinero de mi Afore?

Cuando el trabajador fallece, la Ley del Seguro Social contempla que los recursos acumulados en su cuenta individual son heredables. La cantidad acumulada se pasa a sus beneficiarios para que ellos puedan disponer del dinero.

Si piensas designar herederos para tus otros bienes, es muy importante otorgar tu testamento ante Notario Público, ya que los beneficiarios pueden ser distintos a los que designaste para tus recursos de Afore.

¿Qué es un Beneficiario?

Son las personas que recibirán tu pensión y/o a los recursos de retiro al momento del fallecimiento.

¿Qué tipos de beneficiarios existen?

De acuerdo con la Ley del Seguro Social existen 2 tipos de beneficiarios: legales y sustitutos.

Beneficiarios legales:

De acuerdo con la Ley Federal del Trabajo, estos incluyen:

  • La viuda o el viudo si dependió económicamente del trabajador.
  • Hijos menores de 16 años.
  • Hijos mayores de 16 años y hasta los 25, si no pueden mantenerse por su propio trabajo o están estudiando y cuando no estén casados.
  • Los padres, si vivían en el hogar del trabajador.
  • Si no hay cónyuge, la concubina o el concubinario solo si dependió económicamente del trabajador.

Beneficiarios sustitutos:

Solo a falta de los beneficiarios legales, los sustitutos pueden tener acceso a los recursos de la cuenta individual de la Afore. No obstante, para que la persona sea reconocida como tal necesita una resolución emitida por la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje. En ese caso, se recomienda acercarse a la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet), quien podrá ofrecerle asesoría jurídica y representación.

¿Qué sucede con las aportaciones voluntarias?

En el caso de realizar esta clase de ahorros, se puede designar a un beneficiario que no tiene que ser necesariamente un familiar. Para llevarlo a cabo, la Afore facilita un formato de registro y en caso de fallecimiento, las aportaciones voluntarias se le designan a dicha persona.

¿Cómo se pueden reclamar los recursos?

Para solicitar el dinero de la Afore primero se debe averiguar si corresponde a un Beneficiario legal o a uno sustituto. En el primer caso, debe acudir a la Subdelegación del IMSS para obtener la resolución correspondiente. En cambio, los sustitutos tendrán que ir a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje para conseguir el laudo que los designe como beneficiarios.

Posteriormente, se debe acudir con los documentos mencionados a la Afore en la que estaba el trabajador. Ahí se llenará un documento de Disposición de Recursos. Luego de que se haya procesado la solicitud, la Afore le otorgará el dinero al beneficiado en una sola exhibición.

¿Qué sucede si cuento con una Renta Vitalicia?

Quienes hayan elegido la modalidad de retiro por Renta Vitalicia, que es similar a la adquisición de un seguro, deben saber que en caso de sufrir una muerte prematura, ningún beneficiario podrá retirar el saldo restante de las cuentas. Además, como el cambio de esquema es irreversible, se pierde la oportunidad de participar en un formato que permita heredar, como el caso del Retiro Programado.

Prevención, la clave para una buena pensión

Aunque es importante averiguar las condiciones en las que se heredará el dinero de la Afore, es necesario impulsar este recurso para poderlo aprovechar durante la vejez. Por ello, al igual que la prevención es necesaria para evitar la adquisición de deudas, impulsar el ahorro durante los años de actividad laboral, permitirá que durante la jubilación se mantenga una buena salud financiera.

Es muy importante que sepas cual es el tipo de pensión que te corresponde y así conocer todos los detalles de la modalidad. Si aún no haces este trámite, te recomendamos consultar los requisitos para pensionarse por vejez y así poder prever de forma correcta y segura tu retiro.

 

Equipo Editorial Resuelve tu Deuda