Vicios del consentimiento: ¿Sabes qué son?

¿QUÉ SON LOS VICIOS DEL CONSENTIMIENTO?

Es todo hecho, manifestación o actitud con la que se anula o restringe la plena libertad o el pleno conocimiento con que debe formularse una declaración. Se manifiestan normalmente a través del dolo, el error, la intimidación, la amenaza de hacer valer una vía de derecho y la violencia.

Cuando celebramos un contrato se manifiesta la voluntad de las partes, acordada de forma verbal, o con la firma del documento. La última pudiendo ser autógrafa o mediante la firma electrónica. A esa manifestación se le conoce como consentimiento. El consentimiento se puede ver afectado por ciertos factores ajenos a las partes, a lo que llamamos: vicios del consentimiento.

Estos vicios del consentimiento pueden ser engaños, errores o mentiras. Éstas pueden tener como consecuencia decisiones equivocadas del contratante, ya que las mismas no se apegaron a la realidad.

Un ejemplo de vicios del consentimiento…

En la  compra de un coche usado, el comprador sabe que el vehículo puede tener algún deterioro por el uso, un golpe y/o desperfectos estéticos por el transcurso del tiempo. Sin embargo a simple vista no se puede saber si existen averías y fallas mecánicas. El vendedor seguramente las conoce pero no lo menciona y por lo tanto el comprador no sabe realmente qué está comprando. Esconder una verdad o no hacerla notoria es tanto como mentir. En esta situación se dice que hay dolo.

ctap-contrato-compraventa-vehiculo-legalario

Consecuencias

  1. Si lo que sucedió fue que hubo un error en el contrato, éste simplemente se puede corregir. Dando oportunidad al comprador de volver a determinar si sigue queriendo adquirir el vehículo.
  2. Otros vicios más graves como el dolo, pueden acabar en un juicio.

Un contrato aunque esté firmado carece de validez si tiene vicios del consentimiento. No dejes de consultar a un abogado para que te explique cómo reclamar o revertir las consecuencias por abusos de tu contraparte.

 

ctap-contrato-compraventa-vehiculo-legalario