Las cláusulas en un contrato que protegen tu negocio

Si tienes un negocio, seguramente han pasado o pasarán muchos contratos por tu escritorio. Los documentos legales pueden ser cansados y aburridos, y más cuando las cláusulas en un contrato son muy técnicas. Pero, es importante que sepas a que te estás obligando y cómo puedes protegerte, ya que si no te das cuenta podrías estar pactando un pago adicional y excesivo.

Las cláusulas esenciales

En primer lugar, a través de las cláusulas de un contrato se establecen los derechos y obligaciones de las partes. En pocas palabras, son las reglas del juego; y lo que se pacte entre las partes, será obligatorio.

Un contrato, puede incluir una gran variedad de cláusulas. Por esa razón, puede ser tedioso leerlas todas. En principio, encontrarás cláusulas básicas que se relacionan con la finalidad del mismo. Esas cláusulas son necesarias ya que determinan las pautas de la relación, negocio o servicio; y sin esas cláusulas es posible que tu contrato no sea válido.

 

ctan-contrato-prestacion-servicios-legalario

Las cláusulas adicionales

Existen otras cláusulas que no son tan comunes ya que no son necesarias. Sin embargo, el propósito de este tipo de cláusulas es la protección adicional de alguna o todas las partes. Si tu contrato las contiene, debes entender que implican; ya que pueden incluir la obligación de un pago adicional y desmedido.

Esas cláusulas pueden ser las siguientes:

Intereses

Es muy común que para evitar retrasos en los pagos, se incluyan intereses. Cuando encuentres esta cláusula, debes fijarte que la tasa de interés no sea excesiva, o podría ser considerada como delito.

Pena convencional

Esta cláusula implica un castigo por el incumplimiento de cualquiera de las cláusulas del contrato. La consecuencia podría ser pagar una cantidad de dinero. Aquí, tienes que verificar que lo que se tenga que pagar no exceda el valor del pago principal; por ejemplo, si vas a firmar un contrato de arrendamiento para tu oficina en la que pagarás una renta mensual, la pena convencional no debe ser mayor a esa renta mensual.

Rescisión del contrato

Este tipo de cláusulas son respecto a la terminación del contrato. Habitualmente, van de la mano con una cláusula de pena convencional. En este caso, verifica qué es lo que podría causar que tu contrato se termine y si incluye el pago de una pena convencional.

No competencia

Hoy en día con tantos negocios nuevos, las empresas buscan incluir esta cláusula. La podrás identificar porque dirá algo respecto a la no competencia entre las partes; tal como, la prohibición de otorgar el mismo servicio derivado del contrato. Es recomendable verificar por cuánto tiempo no podrás realizar esas actividades y las consecuencias de incumplir.

Confidencialidad

La finalidad de esta cláusula es proteger la información confidencial de las partes y sus clientes. Para este tipo de cláusulas debes de tomar en cuenta qué información no deberás revelar y si tienes que pagar alguna cantidad por incumplir con esta cláusula.

Recomendación

Ahora, al celebrar un contrato verifica que cláusulas contiene y sus consecuencias. Siguiendo lo anterior, podrás prevenir deudas no deseadas. Si necesitas mayor asesoría para agregar las cláusulas a un contrato ya existente o crear uno nuevo, puedes programar una cita aquí con un abogado certificado.

 

Referencias:

Código Civil Federal.

ctan-contrato-prestacion-servicios-legalario